Share it

miércoles, 11 de abril de 2012

El ABUSO SEXUAL NO SE DETIENE EN LA SABANITA

Masatepe
El Grupo de Solidaridad de El Arenal, en Masatepe, da acompañamiento a un nuevo caso de abuso sexual contra una adolescente de 13 años de edad, en la comunidad de La Sabanita. la adolescente fue abusada sexualmente por su padrastro Pedro Pascual Busto Cerda de 48 años de edad. Desde que la n tenía 10 años de edad, su padrastro la venia abusando, pero es hasta el 20 de septiembre del 2011 que la menor decidió contárselo a su tía materna (Ernestina Méndez López). Se decidió hasta esa fecha porque su padrastro la amenazaba que si le contaba a su mama, él le iba a decir que era ella la que lo buscaba.
En esa misma fecha (20/09/11) en compañía de su tía Ernestina, hacen la denuncia en la policía de Masatepe. Posteriormente, la policía la remite a la comisaria de la mujer y la niñez en La Concepción, esto con el objetivo que la psicóloga forense haga la valoración psicológica del caso. En dicha valoración, la psicóloga identifica los indicadores del comportamiento de abuso sexual en la menor. El informe psicológico fue presentado el 21 de septiembre 2011.
El 20 de septiembre 2011 se realizó dictamen médico legal, a cargo del doctor José Ramón Alemán Vado.
El 19 de octubre 2011 la fiscal auxiliar de Masaya (Carmen Patricia Romero Gutiérrez), pide se proceda al examen de la acusación formulada, se decrete su admisión y se ordene la apertura a juicio por los hechos acusados. Además pide que se gire orden de captura en contra del acusado Pedro Pascual Busto Cerda.
El 01 de noviembre 2011, se gira la primera orden de captura en contra del acusado, con dirección: Comarca La Sabanita, sector Los Romero, de la iglesia católica 1000 metros al este. No se ejecutó dicha orden porque de acuerdo a las investigaciones de la policía, el acusado no estaba en esta dirección. Es por esa razón que la fiscalía solicita una nueva orden de captura.
El 21 de noviembre 2011, se gira la nueva orden de captura con el cambio de dirección para que se proceda a la detención del acusado, en la dirección: Comarca Nimboja, del centro de estudio Gaspar García Laviana, 200 metros al este, en casa de su tío Francisco Busto.
Fue capturado el 25 de enero del 2012 y se realizó audiencia preliminar en la misma fecha. Se le impone prisión preventiva y se señala audiencia inicial para el 02 de febrero del 2012 a las 10:00 am. El día de la audiencia inicial la defensa justificó incomparecencia por medio de llamada telefónica, por lo tanto; la audiencia inicial es reprogramada para el 03 de febrero 2012 a las 12:00 m. en esta audiencia inicial se programó el juicio para el jueves 01 de marzo del 2012, a las 9:00 am.
El día del juicio que estaba programado para el 01 de marzo, se suspendió porque la defensa del acusado abandonó el caso, es así que la juez de Masatepe le asignó un abogado de oficio. Reprogramando el juicio para el 26 de marzo de 2012 a las 9:00 am
El ABUSO SEXUAL NO SE DETIENE EN LA SABANITA
Masatepe, Nicaragua.
El Grupo de Solidaridad da acompañamiento a un nuevo caso de abuso sexual contra una adolescente de 13 años de edad, en la comunidad de La Sabanita, que  fue abusada sexualmente por Pedro Pascual Busto Cerda de 48 años de edad, desde que la niña tenía 10 años de edad.
La denuncia a la Policía de Masatepe se realizó el 20 de septiembre del 2011. El 19 de octubre la fiscal auxiliar de Masaya (Carmen Patricia Romero Gutiérrez), pide se proceda al exámen de la acusación formulada, se decrete su admisión y se ordene la apertura a juicio por los hechos acusados. Además pide que se gire orden de captura en contra del acusado Pedro Pascual Busto Cerda.

lunes, 21 de marzo de 2011

Nos cuesta tanto demostrar nuestra verdad

Ruth Marina Matamoros

Desde hace varios años junto a otras compañeras del Movimiento de Mujeres hago acompañamiento a mujeres y niñas víctimas y sobrevivientes de violencia. En estos casos toca escuchar lo más cruel que puede llegar a hacer un ser humano contra otro; darse cuenta de que en el ambiente más cercano puede existir gente abusiva te eriza la piel, te hace creer que la maldad realmente existe.

Pero no quiero que se entienda que pienso que “el demonio se les mete” a los abusadores.  Eso es un cuento viejo de los defensores de los victimarios. Sería una manera de justificar que esa persona no ha sido dueña de sus actos.  También lo es inventar que el susodicho padece algún tipo de trastorno psicológico o psiquiátrico con lo que se pretende “explicar” que es una persona incapaz de controlar sus impulsos.

El abuso sexual contra niñas y niños es un delito grave que distorsiona su desarrollo psicosexual. ¿Qué significa esto? Que el desarrollo normal, sin alteraciones de tipo traumático, lleva a niños y niñas a comprender progresivamente la sexualidad, a ir asimilando poco a poco nuevas ideas acerca de su cuerpo y el de las demás personas (de sus pares y el de las personas adultas).  Los 6 años no es edad para que los niños y niñas sean tocados sexualmente, obligados a tocar los genitales de una persona mayor, ni a ver a personas adultas teniendo sexo como cuando los agresores sexuales les hacen ver pornografía.

La semana pasada concluyó un juicio en Matagalpa en el que cuatro niñas entre los 6 y 9 años fueron victimas de abuso sexual, una de ellas presentaba signos de violación, pero el juez consideró que la valoración del forense no daba suficientes detalles para tenerlo como prueba válida y dictaminó todos como Abuso sexual agravado por ser menores de edad todas las víctimas. El abuso sexual, al igual que la violación son delitos contra la libertad e integridad sexual y el Código Penal vigente tiene diferentes penas para ambos delitos.

Cuando salen a la luz estas denuncias, la Fiscalía y/o abogados acusadores buscan antecedentes de conductas abusivas o delitos que se conozcan en las que el acusado haya estado involucrado; no obstante, es difícil que la gente quiera denunciar o atestiguar por temor a las represalias; también por timidez de las personas y el estigma que significa que todo el mundo sepa lo que les pasó, es duro llevar esa marca durante toda la vida. Aquí se necesita que la sociedad deje de señalar a las víctimas y centre su mirada en los culpables.

En el mencionado caso, el acusado César Dávila y su familia son gente reconocida tanto en el ámbito comunitario como en el político, lo que hace más difícil la decisión de interponer la denuncia; piensa la familia que tienen todo en su contra. No obstante, luego de conocidos los hechos- y ya fuera del proceso legal- se nos acercan otras personas contando otras situaciones, que ocurrieron con este mismo sujeto pero que nadie ha denunciado: otra niña víctima cuyos padres no se atrevieron a denunciar; les “pagaba” – dicen - a las niñas vende tortillas para dejarse tocar…

 ¿Qué está esperando la sociedad que suceda para decidir a denunciar? ¿Es que el poder exhibido de los agresores es más grande que la verdad de las víctimas? ¿Por qué la imagen pública de alguien lleva a algunas personas a mentir incluso en un acto tan importante como es un juicio, aunque se les advierte del delito del falso testimonio?

El respeto a la dignidad humana, es un principio que se reconoce en nuestras leyes como inherente a la personas, no obstante, en los juicios se irrespeta mucho a las víctimas, incluso si son menores de edad.
La comunidad de San Ramón se involucró en el apoyo a las familias denunciantes, pero también hubo apoyo para César Dávila Escorcia. Fue un juicio largo, cansado emocionalmente para todos, lleno de tensión porque hubo ataques verbales directos hacia quienes esperábamos afuera las noticias de cómo progresaba el juicio.


Aún ahora, luego de que el juicio terminó - la sentencia será apelada por las familias de las niñas – todavía hay tensión y temor. Una defensora de la Red del Norte ha sido amenazada por un familiar de Dávila Escorcia.  Esperamos que la denuncia interpuesta en la Estación Policial de San Ramón tenga un efecto protector y de seguridad para ella, ya hay demasiadas víctimas en este caso. Si le ocurre algo a ella u otra de las defensoras de los derechos de las mujeres ya sabemos de dónde viene la agresión y ¡! no nos vamos a callar!!

El resultado de este caso ha sido una victoria, aunque sea a medias porque no se reconoció el delito de violación, pero la familia de las niñas, la comunidad de San Ramón que las apoyó, y las mujeres organizadas seguiremos luchando por un real acceso a la justicia y por una vida libre de violencia.

*Psicóloga – Educadora Integrante del Movimiento contra el abuso sexual
hablemosde.abusosexual@gmail.com
Movimiento contra el Abuso Sexual- Nicaragua

jueves, 10 de marzo de 2011

NICARAGUA: La forma de operar de los abusadores sexuales y cómo lo viven las niñas y niños

En esta ocasión quiero compartir con ustedes uno de dos artículos en los que comenzaré mencionando las etapas en las que ocurre el abuso sexual, por qué causa tanto daño y principalmente ese daño qué relación tiene con las estrategias que utilizan los abusadores sexuales para llevar a cabo su delito en contra de niñas, niños y adolescentes.

AMNISTIA INTERNACIONAL: Protesta por abusos sexuales contra niñas en Nicaragua

Activistas de Amnistía Internacional inician jornada en las calles para que el gobierno español incida en sus homólogos nicaragüenses y aborden el tema

lunes, 21 de febrero de 2011

Primer estudio de percepción sobre el abuso sexual en Nicaragua

El Movimiento Contra el Abuso Sexual realiza el primer estudio de percepción sobre abuso sexual en el país. Para ello, éste 17 y 18 de febrero, se capacitó a 120 promotores y promotoras de diferentes territorios; León, Managua, Malpaisillo, Masaya, Jinotega, Granada, Estelí, Somotillo, Ocotal, Matagalpa, San Rafael del Sur, Mateare y Jalapa, quienes son los responsables del levantado de la información.

miércoles, 12 de enero de 2011

Embajador de Holanda Lambert Grijns visita al Movimiento contra el Abuso Sexual


El grupo de Jóvenes que creemos en otros Jóvenes JxJ, miembros del Movimiento contra el Abuso Sexual, recibió la vista del embajador de Holanda Lambert Grijns, el 6 de enero en la ciudad de Chinandega para compartir e intercambiar la experiencia de trabajo de la organización ante el abuso sexual.